NOTÍCIES
ANCEI | INTERESANTE RÉGIMEN FISCAL ITALIANO
Des de l’any 2003, a ANCEI Consultoria Estratègica Internacional, hem estat treballant fins a consolidar-nos com una de les principals consultories del país en l’àmbit de l’assessorament estratègic i referent per aquelles empreses que tenen o volen tenir un component internacional.
ANCEI, Consultoria, Andorra, Assessorament, internacionalización, internacionalització, Ancei, asesoramiento empresas, consultoría fiscal, contabilidad, Escaldes, asesores fiscales, consultor financiero, consultores financieros
18517
post-template-default,single,single-post,postid-18517,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-5.0,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

INTERESANTE RÉGIMEN FISCAL ITALIANO

12 Oct INTERESANTE RÉGIMEN FISCAL ITALIANO

En los presupuestos del ejercicio 2017, el ejecutivo italiano aprobó un régimen especial de impatriados y un “investment visa” con el objetivo de atraer a extranjeros de alto poder adquisitivo para que inviertan en el país.

Al igual que los regímenes para impatriados (también llamados non-dom) existentes en Malta, Portugal e Inglaterra, dicho régimen ofrece una fiscalidad directa muy atractiva, que de seguro generará muchos cambios de residencia al país transalpino.

¿A quién va dirigido?

Este régimen especial, disponible desde el 1 de enero de 2017, está dirigido para aquellas personas que trasladen su residencia fiscal a Italia y que no hayan sido residentes fiscales en dicho país al menos 9 de los 10 últimos años desde la solicitud del régimen.

Dicho régimen se tiene que solicitar frente a las autoridades fiscales italianas para que estas determinen si se cumplen los requisitos para optar a dicha tributación.

Una vez optado por dicho régimen, el mismo expira 15 años después de su solicitud, o se pierde si el contribuyente renuncia al mismo (no puede ser restablecido).

¿Cómo funciona?

Las principales características del régimen fiscal de impatriados italiano son las siguientes:

El individuo paga un impuesto fijo anual o una “tarifa plana” de 100.000 euros por todos los ingresos de fuente extranjera.

El contribuyente puede excluir de la “tarifa plana” aquellos países que considere, los cuales tributarán a la tributación ordinaria italiana. Esto permite el llamado “Cherry Picking”, que permite excluir de la tarifa fija aquellas que generen deducciones y/o sean rentas al amparo de un Convenio de Doble Imposición beneficioso.

Tributación ordinaria por las rentas generadas en Italia.

La “tarifa plana” incluye también cualquier renta obtenida a través de vehículos y fondos de inversión establecidos fuera de Italia. Las reglas anti-abuso de transparencia fiscal italianas no aplicarán en dicho caso.

Como excepción a la regla, las ganancias de capital derivadas de la venta de acciones cualificadas (ostentar más del 25% del capital o el 20% de los derechos de voto) tributaran por la renta ordinaria italiana, no viéndose beneficiadas por la “tarifa plana” durante los 5 primeros años de aplicación del régimen.

El contribuyente estará exento de pagar el Impuesto sobre sucesiones y donaciones italiano por sus bienes en el extranjero.

No obligación de remitir a las autoridades italianas información sobre los bienes en el extranjero (sociedades, inmuebles, etc.).

Posibilidad de extender el régimen a más miembros de la familia (pareja, hijos) por un importe adicional de 25.000 euros por cada miembro de más añadido al régimen.

¿Para quién puede ser atractivo?

El régimen está pensado para atraer a grandes fortunas y profesionales de alta cualificación.

No obstante, puede ser de especialmente interesante para aquellos deportistas profesionales que obtiene la mayoría de sus rentas fuera del país donde residen vía salario.

Profesionales del tenis, el golf y del mundo del motor, sin duda entendemos que estudiarán la posibilidad de optar por este régimen.

El poder sustituir el impuesto que te correspondería pagar por todas sus rentas extranjeras por un pago único de 100.000 euros constituye sin duda un gran atractivo.

Implantación de la “Investment Visa”.

Asimismo, este régimen especial ha venido acompañado de un “Invesment visa” para atraer a grandes fortunas o deportistas no europeos.

Para inversores extranjeros dispuestos a invertir (i) 1 millón de euros en compañías italianas, (ii) 2 millones de euros en bonos del estado italiano, (iii) o 1 millón de euros donado a organizaciones benéficas, el gobierno italiano les ofrece la posibilidad de obtener un visado de residente en Italia por un periodo mínimo de dos años.

Dicho procedimiento aplica tanto al contribuyente como a sus descendientes.

En este sentido, el gobierno italiano ha previsto esta “vía rápida” para otorgar residencias a grandes patrimonios de fuera de la UE que asimismo podrán beneficiarse del régimen especial para no residentes (aproximadamente 2 semanas según fuentes externas).

Conclusiones.

En el contexto internacional actual de altas presiones fiscales en la mayoría de los países de la zona euro, la existencia de este régimen sumada a la de los ya mencionados Suiza, Portugal, Malta y Reino Unido, supone una auténtica “competencia fiscal” para aquellos países que no adopten regímenes fiscales similares, puesto que el cambio de residencia de grandes fortunas y deportistas a Italia está casi asegurado.

Si tienes alguna cuestión respecto los cambios de residencia a Italia, no dudes en contactar con nosotros. A través de nuestros colaboradores en las principales ciudades italianas, te podremos ayudar revisando tu situación personal y buscando la mejor alternativa.