NOTÍCIES
ANCEI | Proyecto de Ley Ómnibus – Segundo paquete de medidas
Des de l’any 2003, a ANCEI Consultoria Estratègica Internacional, hem estat treballant fins a consolidar-nos com una de les principals consultories del país en l’àmbit de l’assessorament estratègic i referent per aquelles empreses que tenen o volen tenir un component internacional.
ANCEI, Consultoria, Andorra, Assessorament, internacionalización, internacionalització, Ancei, asesoramiento empresas, consultoría fiscal, contabilidad, Escaldes, asesores fiscales, consultor financiero, consultores financieros
18807
post-template-default,single,single-post,postid-18807,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-theme-ver-5.0,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Proyecto de Ley Ómnibus – Segundo paquete de medidas

14 Abr Proyecto de Ley Ómnibus – Segundo paquete de medidas

Newsletter COVID-19. Número 9

Escaldes-Engordany, 13 de abril

La situación de emergencia sanitaria ocasionada por la pandemia del SARS-CoV-2, también nombrada COVID-19, sigue planteando retos de grandes dimensiones para el Principado que, debido a la prolongación sobrevenida del confinamiento de los ciudadanos y el bloqueo fronterizo de país, debe adoptar medidas de carácter económico y laboral para poder hacer frente a esta situación sin precedentes.

En este sentido, el Gobierno presentó el pasado 12 de abril las actuaciones previstas en el segundo paquete de medidas del nuevo proyecto de Ley de medidas excepcionales y urgentes para la situación de emergencia sanitaria causada per la pandemia del SARS-CoV-2.

Este segundo paquete, con palabras del ejecutivo tiene los siguientes objetivos:

  • Proteger al máximo nombre de puestos de trabajo,
  • Preservar el tejido productivo,
  • Aplicar medidas partiendo de la corresponsabilidad y la proporcionalidad,
  • Garantizar el Estado Del Bienestar.

Las nuevas medidas más novedosas dentro de este segundo paquete son las Suspensiones Temporales de Contratos de Trabajo (en adelante, STCT) o también llamados expedientes de regularización temporal de empleo (o ERTOs) y la reducción de la jornada laboral.

La figura del ERTO “Expediente de regularización temporal de empleo”, se está utilizando en el Estado Español de manera amplia bajo el nombre de “expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE)”, mecanismo previsto por el Estatuto de los Trabajadores del país vecino y que tiene como finalidad poder desvincular laboralmente al trabajador durante un periodo de tiempo con motivo del parón económica provocado por el COVID-19.

El mecanismo se está utilizando con la intención de poder reducir la carga de gasto de las empresas afectadas por la pandemia y al mismo tiempo poder preservar los puestos de trabajo de los trabajadores para cuando se produzca la vuelta a la normalidad.

En cuanto al Principado, figuras similares se prevén al artículo 41 de la Ley 31/2018 de Relaciones Laborables, no obstante, la vigencia del mismo ha sido suspendida por la aplicación de la Ley 30/2020 de medidas Urgente o Ley Ómnibus y por el que se concreta en este nuevo Proyecto de Ley, seguirá suspendida creando una figura especifica al respeto para hacer frente a la situación actual.

El conjunto de las medidas nuevas del segundo paquete, de acuerdo con lo expuesto por el Gobierno andorrano son las siguientes:

  1. MEDIDAS LABORALES

Este segundo paquete de medidas en materia laboral está formado por dos grandes bloques, el de medidas de continuidad y el de nuevas medidas.

Las características principales de las mismas son las siguientes:

ASPECTOS QUE SE MANTIENEN DEL PRIMER PAQUETE DE MEDIDAS

Entre los aspectos en materia laboral contemplados en el nuevo proyecto de Ley, hay que provienen y se mantienen del primer paquete aprobado el pasado 23 de marzo.

  • Continuidad de los contratos de trabajo a pesar de la suspensión de la actividad de las empresas por la situación de emergencia sanitaria.
  • No-aplicación del procedimiento de suspensión de los contratos de trabajo por caso fortuito o fuerza mayor prevista en la Ley de relaciones laborales, en caso de suspensión temporal de actividad de las empresas por la situación de emergencia sanitaria y el hecho que se consideren sin afecto si han solicitado.
  • La no-aplicación del plazo de aviso anticipado pera la modificación de horarios de trabajo, así como la facultad de la empresa de cambiar las funciones y tareas de los trabajadores para la reorganización con motivo del COVID-19.
  • El permiso retribuido en caso de ausencia para cuidar de los hijos a cargo, mientras en los centros educativos y de ocio extraescolar permanezcan obligatoriamente cerrados, con los mismos requisitos que en la Ley anterior. En este aspecto, sin embargo, dado que a partir de la entrada en vigor a principios de mayo de la nueva Ley y a medida que se vayan abriendo las actividades habrá un nombre cada vez más importante de personas que se podrán acoger, se establece que la compensación a cargo del Gobierno no puede superar el salario mínimo interprofesional.
  • Asimismo, la normativa da continuidad al sistema de compensación del tiempo no trabajado aprobado en el primer paquete de medidas y se amplía no sólo a las empresas que tienen suspendida la actividad, sino también a las que están abiertas y han tenido un descenso en la cifra de negocio por la situación de emergencia sanitaria. Además, la compensación horaria de trabajo a futuro se sigue limitando hasta el 31 de diciembre del 2020 pero sin el límite de los 3 meses por cada mes de suspensión de la actividad.

NUEVAS MEDIDAS: STCT O ERTO Y REDUCCIÓN DE JORNADA LABORAL

El proyecto de Ley incluye la posibilidad de una suspensión temporal de los contratos de trabajo y reducción de la jornada laboral basándose en todos los casos en el principio de corresponsabilidad y de proporcionalidad.

Esta medida aplicable a los asalariados y asimilados, puede afectar una parte o la totalidad de la plantilla, si han sido dados de alta en la empresa con anterioridad a la declaración, el 13 de marzo de la situación de emergencia sanitaria. En el caso de los autónomos, han de haber iniciado la actividad con anterioridad a esta fecha.

QUIÉN PUEDE ACOGERSE AL “STCT O “ERTO” Y A LA REDUCCIÓN DE JORNADA

Respecto a la figura “ERTO” o reducción de jornada únicamente podrá ser aplicada por las siguientes empresas:

  • Empresas que tengan suspendida la actividad de forma obligatoria porque así lo establecía la Ley o porque lo hayan hecho voluntariamente.
  • Empresas que mantengan un régimen de guardias.
  • Empresas que, pese a estar abiertas para tener autorización, puedan justificar un descenso de su cifra de negocios igual o superior al 50%, comparando datos del mes de abril del año inmediatamente anterior.
  • Empresas que, a pesar de no poder acreditar un descenso del 50% o más de su cifra de negocios, puedan acreditar que la bajada de actividad registrada “hace imposible” el mantenimiento de la carga social de las personas asalariadas.
  • Se excluirán a las empresas con deudas con la administración pública y aquellas de temporada de invierno.

SOLICITUD POR PARTE DE LA EMPRESA

Las solicitudes iniciales de la STCT o de reducción de la jornada laboral, se entienden autorizadas por el ministerio competente en materia de trabajo a partir de la presentación de la solicitud si están presentadas por las siguientes empresas:

  • Empresas que tengan suspendida la actividad, tanto obligatoriamente por el decreto del Gobierno como voluntariamente.
  • Empresas que estén sometidas a un régimen de guardia o permanencia por decreto del Gobierno.

Por otra parte, se tendrán que autorizar expresamente (teniendo en cuenta el previo periodo de consultas). Las solicitudes iniciales presentadas por empresas que estén abiertas y autorizadas a abrir por el decreto del Gobierno. Esta deberá de ser aprobada en el periodo máximo de 5 días hábiles o se entenderá aprobada por silencio administrativo.

Ambos tipos de solicitudes se han de hacer aportando un expediente de suspensión temporal de contracto de trabajo o de reducción de jornada laboral al ministerio competente de trabajo que conste de la siguiente documentación:

  • Expediente solicitante alguna de las siguientes modalidades: suspensión temporal de contratos, reducción de la jornada no superior al 75% del tiempo, o las dos a la vez.
  • Documentos justificativos de las causas concretas que provocan la suspensión de los contratos de trabajo o la reducción de jornada.
  • Información económica del último ejercicio completo.
  • Relación no-nominativa de los trabajadores afectados por la medida.
  • La declaración responsable de cumplimiento de los requisitos y las condiciones para que la empresa pueda acogerse a la suspensión temporal.
  • Calendario de suspensión previsto o estimado.

Asimismo, la empresa deberá comunicar cualquier desviación sobre el plan preestablecido y entregar la documentación bimensualmente mientras dure la suspensión o reducción de la jornada.

Una vez la solicitud de STCT o de reducción de la jornada laboral ha sido autorizada tácita o expresamente por el ministerio de trabajo, la empresa lo tiene que notificar a cada una de las personas asalariadas afectadas.

IMPLICACIONES PARA EL EMPRESARIO

La empresa o empresario que realice una STCT o una reducción de jornada pasará a pagar únicamente el 25% del salario resultante de la reducción que se aplique a los empleados que han sido sometidos a las dichas medidas.

El Gobierno asumirá el 75% del salario restante.

Lo que sí deja claro, es que el porcentaje que dependa de la empresa deberá de pagar, aunque para hacerlo necesite recurrir al programa de financiamiento de créditos a interés cero.

Por tanto, se dejan de pagar los sueldos íntegros de los trabajadores que están sometidos a esta suspensión temporal o reducción de jornada, reduciendo, por tanto, el coste que el hecho implicaba por la empresa.

IMPLICACIONES PARA EL TRABAJADOR

En este sentido, distinguiremos entre:

STCT o ERTO

En el caso de la STCT, de acuerdo con el borrador del proyecto de Ley, la persona asalariada concernida por la suspensión temporal de su contrato de trabajo percibirá la percepción como sigue:

  • El importe equivalente al salario mínimo interprofesional (1.083,33 €) por la jornada legal ordinaria o bien per la parte proporcional.
  • En caso de que el salario fijo de trabajador la persona asalariada, teniendo en cuenta la media de los últimos doce meses esté situado entre el salario mínimo interprofesional (1.083,33 €) el salario medio (2.129,44 €) y el doble del salario media (4.258,88 €) el tramo entre el salario mínimo y los salarios fijos que percibe la persona asalariada se reducen en 30%, 40%, 50%, 70%, 80% y 91%, respectivamente.

Por tanto, por lo que hace a la afectación directa al trabajador, se garantiza el salario mínimo más incrementos en función del salario que se tenía antes de la STCT o de la reducción, los cuales pueden hacer subir el salario percibido en esta circunstancia como máximo a 2.129,77 € por mes.

La Ley contempla una rebaja del 20% en aquellos trabajadores que tengan un sueldo medio (2.129,44 €). De esta cifra en adelante, los impuestos de rebaja podrán llegar hasta el 50% para asalariados de 4.258,88 €. A partir de esta cantidad es indiferente lo que se cobre, la cantidad a percibir siempre será de 2.129,77 euros. Es decir, que un apersona cobra 4.258,88 € y le hacen una STCT o un ERTO pasará a percibir 2.129,77 € y si cobra 8.000 €, también.

Por lo tanto, el salario máximo que una persona puede cobrar si ha sido sometida a una STCT o ERTO es de 2.129,77€

Con tal de facilitar este complejo cálculo, a continuación, exponemos el ejemplo de una persona asalariada que cobraba 1.600 € y se ve afectada por una STCT o ERTO:

  • Prestación del Gobierno: 1.071,15 € (67%).
  • Remuneración empresario: 357,05 € (22%).
  • Salario y % que se cobra: 1.428,20 € (89%).

En este sentido, según el anterior ejemplo, el trabajador acabará cobrando un 96% de su retribución. Del salario que acabará percibiendo, el Gobierno asume el 75% i el empresario, 25.

Así mismo, durante el tiempo que el trabajador está bajo suspensión del contrato de trabajo:

  • Estará exonerado de acudir a su puesto de trabajo mientras dure la suspensión, sin poder ser despedido de manera definitiva durante la aplicación del STCT.
  • No percepción del salario integre durante el periodo de la suspensión.
  • Derecho a reincorporase al puesto de trabajo previo que tenía sin pérdida de derechos una vez termine la suspensión temporal.

Reducción de jornada laboral

En el supuesto de reducción de la jornada laboral, la prestación por la parte de jornada en que no se trabaja se calcula de la misma manera que se ha expuesto per la STCT y después se aminora proporcionalmente.

No obstante, en el caso de reducción de la jornada laboral, el empresario seguirá asumiendo el pago de la parte empresarial de la cotización del salario, tanto en la branca general (7%) como la rama de jubilación (8,5%) y retendrá la cotización de los asalariados, tanto en la rama general (3%) como la rama de jubilación (3,5%).

Asimismo, la normativa estipula que las personas con reducción de la jornada laboral no podrán realizar horas extraordinarias ni trabajar en compensación de las horas generadas por las medidas de la Ley Ómnibus del pasado mes de marzo. También se prevé que los periodos de suspensión temporal de los contratos de trabajo y de reducción de la jornada laboral se tendrá en cuenta a efectos de computar la antigüedad en la empresa, pero no computan a efecto de general el derecho a las vacaciones retribuidas.

APLICACIÓN DE LA MEDIDA – STCT y reducción de jornada Laboral

La aplicación de la medida queda comprendida entre el próximo 1 de mayo hasta los 180 días naturales posteriores a la declaración del Gobierno, por Decreto, del fin de la situación de crisis sanitaria. En todo caso, este ámbito temporal no puede ir más allá del 31 de diciembre.

El Gobierno prevé que supondrá un gasto entre 90 i 120 millones de euros del 1 de mayo hasta diciembre dado que el Gobierno deberá asumir parte del coste de esta medida.

AYUDAS PERA LAS PRESTACIONES SALARIALES DE LOS AUTÓNOMOS

En cuanto a los autónomos, se otorgará a los que tengan su actividad suspendida, y que coticen de acuerdo con las bases del 50%, el 62,5%, el 75% y el 100%, una prestación de 1.012,91 euros mensuales a cargo de Gobierno que se satisfará directamente por parte de la CASS.

Quedan excluidos de esta prestación, los autónomos que cotizan al 25% las personas que realizan una actividad por cuenta propia y que, al mismo tiempo, durante el mes anterior, sean asalariadas por cuenta ajena. Los pensionistas que perciban una pensión o un salario global igual o superior a la prestación anterior. Asimismo, los administradores de sociedades y los que cotizan al 125 y el 137,5% porque tienen una renda neta o una cifra de negocio importante que no justifica la prestación.

Por otra parte, el Gobierno también asumirá el pago a la CASS de la cotización en la rama general (10%) de las prestaciones de autónomos.

  1. MEDIDAS ADICIONALES DE PROTECCIÓN A LOS CIUDADANOS – ayuda arrendamientos e hipotecas

AYUDA EN ALQUILERES E HIPOTECAS – Por persona afectada por el STCT o la reducción de jornada laboral

Paralelamente, el proyecto de Ley pretende proteger a los ciudadanos afectados negativamente por estas medidas y en situación de vulnerabilidad.

En este sentido, toda persona que sufran una STCT o la reducción de jornada laboral tendrá derecho a lo siguiente:

  • Que se la haga una rebaja del alquiler de su viviendo del 20%.
  • Derecho a solicitar una carencia en el pago de cuotas de la hipoteca si el coste de esta y los servicios básicos superen el 5% del dinero ingresado por la unidad familiar.

Todas estas acciones serán aplicables mientras dure la suspensión de los contratos, o bien hasta el 31 de diciembre del 2020.

AYUDAS EN ALQUILERES – Para empresarios y autónomos afectados por la parada económica

En relación con los alquileres de los locales comerciales, tanto las empresas como los autónomos podrán seguir teniendo una serie de descuentos mientras dure el cierre y durante la reapertura.

Así pues, si la actividad está abierta, el descuento será del 80% t si está de guardia será del 100%. En el momento de la reapertura, las actividades que hayan sido suspendidas el primer mes continuarán con el 100% de bonificación, el segundo un 50% y el tercero un 25%. Si ha estado de guardia, el mes de apertura recibirá un 80% de descuento y el segundo un 40%. Finalmente, si ha estado abierta, la reducción durante el primer mes será del 50%.

  1. MEDIDAS EN MATERIA DE SEGURIDAD SOCIAL

Las medidas contempladas dentro de la normativa en materia de seguridad social son las que ya se tomaron en el primer paquete de medidas de la Ley ómnibus aprobada el pasado mes de marzo. Así, las prestaciones económicas por incapacidad temporal por aislamiento o diagnóstico del SARS-CoV-2 se continuarán pagando tanto a los asalariados como a los autónomos y equiparando a las prestaciones por el supuesto de accidente laboral o enfermedad profesional (66% del salario desde el primer día).

En paralelo, a partir de la entrada en vigor a principios de mayo de esta Ley, solo se pagará el 100% del salario a los que han interrumpido su actividad por asilamiento o por contagio del SARS-CoV-2 si trabajan en el ámbito sanitario sociosanitario, ya que deja de tener sentido el concepto de servicios esenciales del principio de la crisis sanitaria a medida que se vayan abriendo cada mes más actividades.

Se da continuidad a la medida de la reducción de cotización de las personas que realizan una actividad por cuenta propia. Así, se podrán seguir acogiendo a la base de cotización equivalente al salario mínimo de los autónomos que declaren tener una reducción significativa de la actividad hasta el fin de la emergencia sanitaria.

La suspensión temporal de la cotización de las personas que realizan una actividad por cuenta propia se podrá continuar haciendo efectiva para los autónomos que hayan suspendido su actividad en el período decretado por el Gobierno.

Finalmente, el financiamiento de la parte empresarial de la cotización de las personas asalariadas se hará extensivo en todas las personas que han dejado de trabajar a debido a la situación de emergencia sanitaria mientras el Gobierno no declare el fin de esta situación, tanto si la actividad ha sido suspendida o no, total o parcialmente.

  1. CONCLUSIONES

Desde esta perspectiva entendemos que estas medidas se han tomado con la intención de paliar la crisis económica asociada a la presente crisis sanitaria del COVD-19.

Entendemos que las medidas van encaminadas a hacer frente a la crisis intentando evitar la destrucción tanto de empleo como de tejido empresarial, que sin duda comportarían una prolongación de la salida de la presente crisis con la próxima etapa de desconfinamiento y recuperación.

El equipo de ANCEI os seguirá manteniendo informados, con el fin de ayudarles en todo relacionado con las medidas excepcionales resultantes de la pandemia COVD-19.

El esquipo de asesores laborales y economistas de ANCEI se encuentra a su plena disposición para tal de resolver cualquier duda respeto a los ERTOs o las reducciones de jornadas.

Cordialmente,

Jaume Torres Segura

Socio de ANCEI